Cuidados del Producto

El cuero es un material noble y resistente, pero exige ciertos cuidados especiales para su conservación.

– Para los productos de cuero de curtido vegetal pueden presentar variaciones en su tono, textura o aspecto como líneas o pequeñas manchas. Éstas son características que hacen únicas e irrepetibles a cada pieza y que nos demuestran que no existen dos cueros iguales. Estas marcas o cicatrices no son defectos sino que hacen parte de su procedencia natural.

– Ten en cuenta que el cuero suele oscurecer e ir cambiando al pasar el tiempo. Su buen cuidado ayudará a preservar su calidad.

– Evita el contacto con el agua o cualquier otro líquido, cremas, perfumes, cosméticos en general y sustancias a base de aceite. Si el cuero entra en contacto con alguna de estas sustancias, limpia suavemente con un paño limpio y seco para así evitar que se hinche o deforme. Se puede usar también productos tales como brillo fácil, etc.

– También se recomienda evitar la directa exposición al calor.

– Evita rozar el producto contra superficies filosas, ásperas o rugosas minimizando así las marcas en el cuero.

– Recordá es posible que los cueros oscuros destiñan si son rozados contra prendas de color claro y viceversa.

– Por último ten en cuenta el guardado óptimo del producto por lo que se recomienda guardar en un lugar seco y guardarlo adecuadamente para evitar que se deforme.

Shopping cart